Tres vecinos todavía no pueden regresar a sus viviendas dos días después del derrumbe de un balcón en un bloque de pisos de la calle Bori i Fontestà de Barcelona, en el barrio de Sant Gervasi-Galvany, han informado fuentes municipales.

La mayoría de personas desalojadas volvieron a sus casas el domingo por la tarde, pero restan tres vecinos en cuyas casas los desperfectos en las ventanas han dejado sus viviendas sin protección.
 


Los propietarios deben hacer los arreglos necesarios y los Bomberos de Barcelona evaluarán las reparaciones. Mientras tanto los vecinos que tengan que recuperar pertenencias lo tendrán que hacer acompañados de unidades del cuerpo.

El balcón derrumbado cayó encima del balcón situado en la planta inferior del mismo edificio, han explicado las citadas fuentes. Aunque no hay indicios claros del origen del derrumbe, se descarta que haya sido una explosión y los vecinos apuntan a un rayo.