Ni Passeig de Gràcia, ni la avenida Pearson, ni Rambla Catalunya. La avenida Tibidado es la calle más cara de Barcelona y la cuarta de España, según un estudio del portal inmobiliario idealista. Los propietarios de esta lujosa zona de Sarrià-Sant Gervasi piden nada menos que 4,8 millones de euros de media para deshacerse de sus mansiones. Aunque eso es solo el precio medio. Una búsqueda en la página muestra chalets por hasta 14 millones de euros y no es raro encontrar muchos por siete u ocho.

Ninguna otra calle barcelonesa aparece en el top10 que elabora el portal y que está repartido entre Benahavís (Málaga), La Moraleja (Madrid), Pozuelo de Alarcón (Madrid) o Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona). La urbanización de La Zagaleta de Benahavís, en la Costa del Sol, es la zona más exclusiva de España con unas ofertas que, de media, piden 5,6 millones de euros por las lujosas villas levantadas en una zona de 900 hectáreas de bosque mediterráneo, aunque pueden llegar hasta los 25 millones.

Finca en Camino del Sur, en la urbanización madrileña de La Moraleja / IDEALISTA
Finca en Camino del Sur, en la urbanización madrileña de La Moraleja / IDEALISTA

LA MORALEJA COPA EL RANKING

Otra exclusiva urbanización, en este caso La Moraleja, se cuela en el segundo lugar de la clasificación con unos cinco millones de euros por chalet, un precio muy similar al que se pide en la calle del Castillo de Aysa, en el barrio capitalino de la Piovera. La famosa urbanización madrileña, elegida por empresarios y deportistas por su discreción y seguridad, cuenta con otras tres calles en la lista de las más caras de España: el paseo Marquesa Viuda de Aldama (4,4 millones), la calle Camino Ancho (4,3 millones) y el paseo del Conde de Gaitanes.

El ranking lo completan el Paseo de los Lagos de la urbanización de La Finca, en Pozuelo de Alarcón (4,7 millones), la avenida Miraflores (4,7 millones), también en Madrid, y la avenida Rocaferrera, de la localidad barcelonesa de Sant Andreu de Llavaneres, cuyas viviendas cotizan a un precio medio de 4,5 millones de euros.


Un chalet en la avenida Rocaferrera de Sant Andreu de Llavaneres / IDEALISTA
Un chalet en la avenida Rocaferrera de Sant Andreu de Llavaneres / IDEALISTA