Tras la aprobación en Comisión de Gobierno, el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha el proyecto de reurbanización del carrer Castanyer, situado en el Distrito de Sarrià – Sant Gervasi. La actuación prevé mejorar “significativamente” la accesibilidad y movilidad de los peatones, mediante la mejora de los cruces, el nuevo alumbro, la elevación de la calzada al mismo nivel que las aceras y la ampliación de una de estas, según ha explicado el consistorio en un comunicado. Solamente el cruce con Balmes quedará tal como resta actualmente.

LA REFORMA INCORPORA NUEVOS ÁRBOLES

El nuevo alumbrado del carrer Castanyer contará con la tecnología LED, la cual servirá también para iluminar todo el nuevo mobiliario urbano que se colocará a disposición de los vecinos. Además, también se instalará un nuevo colector de aguas fluviales en los dos tramos de la calle situados entre Sant Gervasi de Cassoles y el carrer Buscarons. Una obra que tratará de reparar también los desperfectos de los colectores existentes en los tramos entre Balmes y Bertran.

Si bien una de las aceras mantendrá su ancho actual de 1,80 metros (cara sur), en el caso de la acera del lado norte esta se ampliará haciendo que pueda acoger nuevos árboles de la especie Hibisc de Síria. El inicio de los movimientos de máquinas se prevé para finales de noviembre y en 8 meses deberían estar acabadas. En presupuesto estimado es de aproximadamente 1.300.000 euros (IVA incluído).