Unas 30 personas han sido desalojadas por los bomberos después del derrumbe de un balcón en la calle Bori i Fontestà, en el barrio de Sant Gervasi-Galvany de Barcelona. Los desalojados viven en los números 21 y 23 de la misma calle, según informado fuentes municipales.

El Ayuntamiento de Barcelona está estudiando que el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (Cuesb) puedan atenderlos, ya que las personas desalojadas no pueden pasar la noche en sus casas por motivos de seguridad. Maria Teresa Blasco, que estaba en las inmediaciones del lugar, ha asegurado que "el ruido ha sido terrible".
 

 


UN HERIDO LEVE

El derrumbe, del que se ha tenido constancia sobre las 14.50 horas, ha dejado a un hombre herido leve, por lo que ha sido atendido por el Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM).

Además del SEM, efectivos de la Guardia Urbana, los Mossos d'Esquadra y los Bomberos de Barcelona se han desplazado hasta el lugar de los hechos. Los técnicos están evaluando el estado en que ha quedado el edificio por si ha habido afectación estructural.
 


El balcón derrumbado ha caído encima del balcón situado en la planta inferior del mismo edificio, han explicado las citadas fuentes. Aunque no hay indicios claros del origen del derrumbe, se descarta que haya sido una explosión y los vecinos apuntan a un rayo.