Los restauradores de la calle Blai y Blesa vuelven a la carga contra el Ayuntamiento. Esta vez con un segundo fallo a su favor. Tal y como ha informado este miércoles el Gremio de Restauración de Barcelona, el juzgado contencioso administrativo número 2 de Barcelona ha reiterado el contenido de la primera sentencia que el pasado marzo anulaba la reducción horaria de estos locales. Una reducció impuesta por el consistorio en base a una ordenación singular.

En un comunicado emitido este mismo miércoles, y tras conocerse la segunda sentencia, el director del Gremio, Roger Pallarols, ha instado al "Ayuntamiento a que acate la decisión del juez y ponga fin a la discriminación que sufren los bares y restaurantes de Blai y Blesa". Pallarols también ha lanzado un mensaje al consistorio en el que mantiene su compromiso de llegar a un acuerdo de mínimos antes de agosto, tal y como estaba consensuado entre las partes que negocian la modificación general de la Ordenanza de Terrazas.

LA JUSTICIA LES DA LA RAZÓN

En el Poble Sec, el consistorio aplicó una ordenación singular en ambas calles con el objetivo de equilibrar el descanso de los vecinos con la actividad comercial. Una lucha que también mantiene en otras zonas de la ciudad como Ciutat Vella donde todavía trabaja en un Plan de Usos. Pero en el caso concreto de este barrio del distrito de Sants-Montjuïc, el consistorio estableció que los locales cerrarán una hora antes. Una decisión que motivó las quejas y la apelación de los restauradores. Llevaron ante la justicia la medida y esta les dio la razón.

La primera sentencia señaló que la reducción de horario no se puede hacer por ámbito, sino local a local con documentos que acrediten la necesidad de aplicar esta medida de forma singular. Fue una primera victoria para los restauradores a la que el Ayuntamiento interpuso un recurso. Este miércoles, la postura del sector comercial se ha visto reforzada por el contencioso administrativo número 2 de Barcelona, pero el sector muestra sus reticencias sobre el fondo y, sobre todo, las formas.

12 DÍAS PARA SEGUIR NEGOCIANDO

El director del Gremio de Restauración ha incidido una vez más en que “la judicialización sistemática a la que el sector se ha visto obligado pone de manifiesto la falta de diálogo del Gobierno municipal con el sector". Y es que más allá de la contienda del Ayuntamiento en las calles de Blai y Blesa, el Ayuntamiento trabaja en paralelo en la modificación general de las terrazas cuyas negociaciones, según el acuerdo con el ejecutivo local, vencería el próximo 31 de julio. Es decir, dentro de 12 días.

“El acuerdo es perfectamente posible", ha señalado Pallarols, quien también ha instado al Ejecutivo municipal a pronunciarse sobre la propuesta de mínimos, ocho puntos, que lanzó el Gremio el pasado 12 de julio para lograr una solución y apague los ánimos encendidos en el sector.