Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre acusado de cinco agresiones sexuales que actuaba en el barrio del Poble Sec. El individuo presuntamente cometió las agresiones entre los meses de julio y septiembre.

Los investigadores han logrado detener al presunto agresor gracias a las descripciones que de su modo de actuar y de su apariencia física hicieron las agredidas. Al parecer, el individuo localizaba a sus víctimas en una zona de mucha afluencia de público en el Poble Sec, las seguía hasta el portal de su casa y, antes de que la puerta llegara a cerrarse, entraba, asaltaba a las víctimas por detrás con violencia, las sujetaba con fuerza y les tocaba sus partes íntimas.

La descripción que hicieron las víctimas tanto del recorrido que habían hecho para llegar a su casa, como del aspecto físico del agresor y de la ropa que llevaba en el momento de las agresiones, permitieron a los mossos identificar, gracias a un dispositivo montado para ello, a un hombre que coincidía con algunos detalles proporciondos a los investigadores por las mujeres, que entre otros detalles le describieron como un hombre de entre 35 y 45 años y cabeza rapada.

Los mossos identifican la ropa del detenido / Mossos d'Esquadra

Los mossos identificaron al presunto agresor, que en el momento de su detención iba vestido con algunas de las ropas que las víctimas habían descrito y que llevaba durante las agresiones. Además, la policía hizo un registro en el domicilio del detenido en el que encontró otras prendas de ropa que también habían descrito las mujeres agredidas.

Una vez detenido, el presunto agresor ha pasado a disposición judicial y la juez encargada del caso ha decretado su ingreso en prisión.