El Ayuntamiento ha certificado a los defensores de la superilla del Poblenou que el proyecto llegó para quedarse y que no piensa retirarlo, pese a las presiones de algunos vecinos de la zona y de los partidos de la oposición, que, excepto la CUP y a veces ERC, critican el modelo.

Dos días después de reunirse con la Plataforma d'Afectats, los responsables municipales recibieron este jueves al Col·lectiu Superilla del Poblenou para valorar la implantación después de un año de este nuevo modelo de gestión del espacio público.

Tanto el Ayuntamiento como los vecinos defensores del proyecto coinciden en tener una “visión positiva” de la superilla, como ha explicado a Metrópoli Abierta el portavoz del Col·lectiu. Carles Peña pide al consistorio que sea firme y cuidadoso en las próximas actuaciones dentro de la superilla, para desactivar a los detractores del proyecto.

El Col·lectiu ha transmitido a los representantes municipales los puntos que considera que se deben mejorar, como la señalización en la calle de Roc Boronat, en la que se permite la circulación. Algo similar a lo que también se ha de hacer en los accesos a la superilla, “para que los conductores capten que entran en una zona pacificada al tránsito”, señala Peña.

COSAS A MEJORAR

Además, han pedido que se les informe de los plazos que maneja el consistorio para instalar elementos que dinamicen la zona, como los juegos infantiles. Los responsables municipales han respondido a esta cuestión aduciendo que la burocracia impide mayor celeridad y que las licitaciones tardan porque han de pasar muchos plazos.

La reunión también sirvió para analizar por qué unos espacios de la superilla son más dinámicos que otros y para buscar ideas para atraer vecinos a las zonas menos frecuentadas, algo que también se debate internamente dentro del Col·lectiu.

El Ayuntamiento pretende convocar una nueva reunión, dentro de la comisión de seguimiento de la superilla, antes de final de mes, a la que a invitado también a los responsables de la Plataforma contraria a este proyecto. En dicho encuentro, el consistorio pretende anunciar nuevas medidas para dinamizar el espacio.