Los informes encargados para analizar los daños estructurales que obligaron a desalojar en marzo tres edificios de la calle Llull no han podido identificar las causas exactas de la pérdida de tierra de los cimientos, que provocó un vacío de unos 50 centímetros y una grieta que afectó a dos paredes de carga.

"En ningún caso hay evidencia de que sea causado por las obras del entorno, por fugas de alcantarillado ni de acometidas de agua", ha señalado en un comunicado este viernes el Ayuntamiento, que paralizó las obras de dos hoteles que se están construyendo en un solar de enfrente para asegurar que las obras no habían causado la pérdida de tierra.

El consistiorio ha resaltado que el vacío en los cimientos "no se sabe exactamente qué causa tiene y, de hecho, puede existir desde hace décadas", aunque señala que las vibraciones por las obras podrían haber forzado el colapso de una estructura previa en mal estado o en equilibrio frágil por el vacío en los cimientos.

Los informes recomiendan seguir controlando y observando la evolución de los edificios de la calle Llull --donde se desalojaron el 155, por los daños; el 153 y el 157 al ser colindantes-- cuando se retomen las obras de los hoteles, para "descartar nuevos incidentes".

Determinan que el problema es local y no global, ya que no hay ninguna evidencia topográfica, de imágenes de satélite y de análisis freático que indiquen que "ha habido movimientos significativos del subsuelo" de la zona del Poblenou.

NO DA EL TEMA "POR CERRADO"

El Ayuntamiento ha avisado de que "quiere llegar hasta el final y, a fecha de hoy, todavía no da por cerrado" el asunto, por lo que encargará nuevas pruebas e investigaciones.

Ha avanzado que estudiará definir un plan de supervisión e inspección de obras que se lleven a cabo en la ciudad para aumentar el control y la comprobación de que los trabajos se adecuan a las licencias.

Prevé empezar a aplicar en septiembre este plan, que se desarrollará en el distrito de Sant Martí, especialmente en la zona del Poblenou y en 22@, donde "se está produciendo un aumento de la actividad constructiva y de consultas urbanísticas" en los últimos meses.