El estado de degradación del Ateneu Flor de Maig requería desde hace años de una intervención. En 2012 se inició una campaña, bajo el lema 'Salvem l'Ateneu', ante el estado de degradación del edificio y la decisión del Ayuntamiento de cerrarlo al uso y cancelar el contrato de alquiler.

Dos años más tarde, en 2014, el consistorio decidió asumir el coste de la compra y ceder su uso a entidades vecinales. Entonces se anunció que la reforma llegaría en el periodo 2016-2017. Con un año de retraso, el Ayuntamiento ha iniciado los trabajos de rehabilitación del edificio.

El Ateneu Flor de Maig, situado en la calle Doctor Trueta desde hace más de un siglo, es uno de los edificios más emblemáticos del Poblenou. Prueba de ello es que está catalogado como Bien de Interés Urbanístico, título con el que se reconoce su relevancia arquitectónica y su singularidad.

OBRAS DE REHABILITACIÓN

Las obras incidirán en la consolidación estructural y en la reforma de los muros de las fachadas principales y del patio posterior. También se eliminarán elementos no originales del edificio que se han ido añadiendo con los años.

Ateneu Popular Flor de Maig
Ateneu Popular Flor de Maig

Los trabajos de remodelación se espera que estén finalizados en febrero de 2018 y también se dirigirán a subsanar las filtraciones de agua y los movimientos horizontales, principales responsables de la degradación del edificio.

HISTORIA DEL ATENEU

El edificio fue construido por la Sociedad Cooperativa Obrera de Ahorro y Consumo La Flor de Mayo, creada en 1890 por 16 obreros y que llegó a ser una de las cooperativas más importantes de Catalunya. En 1894 adquirieron los terrenos de la calle Doctor Trueta e iniciaron las obras de construcción del inmueble.

Tras mucha actividad en las primeras décadas del siglo XX, después de la Guerra Civil la cooperativa entró en declive y acabó desapareciendo en 1950. La movilización vecinal durante la transición consiguió que el Ayuntamiento devolviera al barrio la gestión del edificio. Tras realizar obras de restauración, el Ateneu volvió a abrir su puertas en 1978.