Uno de cada diez barceloneses tiene perro, pero la ciudad carece de suficientes zonas verdes para que puedan pasear. Para paliar esta carencia, el Ayuntamiento pretende construir una gran zona de recreo en cada distrito. La primera en inaugurarse fue la de Nou Barris y la siguiente será la de Sant Andreu.

La nueva área de recreo para perros del distrito de Sant Andreu se ubicará en el terreno que hay entre la esquina de la calle Ferran Junoy con Ciutat d'Asunción hasta la esquina de la calle Potosí. De hecho, este espacio, que ocupa unos 700 metros cuadrados, ya se utiliza "de manera informal" para pasear a los perros en la actualidad.

Las obras empezarán en noviembre y está previsto que finalicen a principios de 2018, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, en el que se cifra en 353.674 euros el presupuesto de la equipación.

El terreno se dividirá entre una zona verde con árboles que generarán una área de sombra, y otra en la que se prevé poner plantas aromáticas como lavanda o romero, entre otras. También se instalará un espacio de agilidad, con cinco juegos para que los dueños puedan entrenar a sus perros.

Concretamente, se instarán un aparato de escalada, dos saltos a través, un catwalk y un tub. Estos juegos se utilizan en competiciones en las que los perros deben superar los obstáculos reglamentarios en un orden concreto y en el menor tiempo posible.

Con estas actuaciones Barcelona quiere favorecer la convivencia entre las personas y los animales de compañía, respetar los derechos de los animales y ofrecerles zonas donde puedan correr y jugar sin generar molestias.

EXPANSIÓN POR DISTRITOS

El consistorio pretende exportar estas áreas de recreo a todos los distritos y, por el momento, ya se han licitado las obras de estas mega zonas para perros que irán en el parque de la Barceloneta (Ciutat Vella), avenida Mistral y plaza Letamendi (Eixample), jardines Bacardí (Les Corts), Piscines i Esports (Sarrià-Sant Gervasi), Coll i Alentorn (Horta-Guinardó) y en el Parque de Sant Martí (Sant Martí).

Se prevé que todos estos equipamientos estén operativos en la primavera de 2018. En el resto de distritos se están redactando los proyectos, que supondrán crear áreas de recreo para perros en Priorat (Sants-Montjuic), plaza Alfons Comín (Gràcia) y en el Parque Estació del Nord (Eixample).