Sin fecha y sin esperanza. El anuncio de la futura instalación de dos ascensores para dar accesibilidad a los andenes de Sant Andreu Comtal ha dejado un agrio sabor de boca a las asociaciones vecinales. “La sensación que nos queda es de cabreo, después de ver que no hay intención de tirar la estación definitiva adelante”, comenta el vocal de Urbanismo de la AVV de Sant Andreu de Palomar, Pau Maduell.

Saben que decir 'no' a una mejora en accesibilidad “se hace muy difícil”, pero ello no quita que sean conscientes de “las excusas” que conlleva dicho acondicionamiento: “En el fondo nos están diciendo que la estación no la arreglarán y que la nueva parada no la harán hasta dentro de muchos años”, considera Maduell.

UNA ESTACIÓN CONSTRUÍDA EN UN 80%

¿Habría que invertir mucho dinero para inaugurar la nueva estación de Sant Andreu Comtal? En realidad, no. Después de haber sufrido hasta tres recortes de presupuesto, a la nueva estación de Sant Andreu Comtal solo le falta una inyección de entre 6 y 7 millones de euros. El apeadero está construido en un 80%. Sin embargo, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ya apuntó que la encrucijada judicial que atraviesa la infraestructura imposibilita cualquier intervención a corto plazo.

Desde la AV Sant Andreu Sud, su portavoz, Cristina Galán, ve por lo menos “positivo” el hecho que se haya vuelto a poner sobre la mesa la circunstancia en la que se encuentra la estación. Ahora bien, su futuro lo ve “con escepticismo”. De hecho, Galán también considera que al hacer accesible la actual parada de cercanías, la nueva estación “deja de correr ninguna prisa”. La urgencia queda subsanada de forma provisional.

CORRUPCIÓN, LA “ENÉSIMA EXCUSA”

Según señala el vocal de Urbanismo, “las administraciones se vuelven a olvidar de los vecinos del lado norte de Barcelona”. Si bien Maduell admite que le faltan los suficientes conocimientos técnicos para valorar si la fosilización se debe a un problema jurídico, él contempla la cuestión como “la enésima excusa”. “Llevamos prácticamente 10 años escuchando una excusa tras otra y ya no nos sirven”, denuncia.

Con o sin ascensores, la AVV de Sant Andreu de Palomar asegura que, si no se avanza decididamente hacia la nueva estación, organizarán la tercera encadenada en la infraestructura. Una reivindicación que en el pasado mes de diciembre ya les llevó a bajar a las vías y cortar el tráfico ferroviario. En la acción, más allá de participar decenas de vecinos, también se dejaron ver rostros de los partidos de la oposición y del mismo Gobierno municipal, como la responsable de Urbanismo, Janet Sanz.

LA SAGRERA, INVERSIÓN A CUENTAGOTAS

Si bien el anuncio de desbloqueo de las obras de la estación de La Sagrera ha generado una alud de titulares esperanzadores, a las entidades vecinales la noticia les ha caído como un jarro de agua fría. “Nos parece una broma de mal gusto”, comenta Maduell. “El ministro y la alcaldesa hablan de inyectar 10 millones de euros en un proyecto que en la época del pelotazo estaba proyectado en 850 millones y que después se rebajó a 650 millones; estamos hablando que el ministro ha venido a reunirse con la alcaldesa para invertir una cifra que no es ni el 1% del global”, critica el vocal.

“Para mi es una cortina de humo, una pelota hacia adelante y seguir mareando la perdiz desde el ministerio y Adif, mientras que el Ayuntamiento se ve sin armas y sin argumentos para decir que este proyecto no se está moviendo”, incide Maduell. De hecho, Galán asegura que la inversión en el colector Prim “ya viene de lejos”. “Cuando denunciamos el géiser que sale al final de la rambla de l'Onze de Setembre cuando llueve con un poco de intensidad, los técnicos descubrieron que era porque el colector no estaba acabado”.

UN ANUNCIO “OPORTUNISTA”

Desde Sant Andreu Sud consideran que el anuncio es “oportunista”, al estar “negociado desde hace tiempo atrás”. “No solo tendrían que terminar el colector, sino también instalar el depósito de aguas pluviales que está previsto en el mismo sitio junto a toda una serie de infraestructuras”. Elementos que no se instalarán al final y que, según supone Galán, “al anunciar que solo harán el colector es porque no hay ninguna previsión de cubrir el sector”.

“Como entidad vecinal pensamos que para la ciudad la estación de La Sagrera es perfecta”, esgrime la representante vecinal, “pero a los vecinos los problemas nos los genera la falta de cobertura de las vías y el estado de Sant Andreu Comtal”. De hecho, la entidad antepone la necesidad de construir antes la estación de Sant Andreu que no la de La Sagrera. “De hecho, son muchos menos millones”, sopesa la portavoz.