Inyección económica para hacer realidad el nuevo Camp del Ferro. El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado una inversión de 13,5 millones de euros en el complejo deportivo municipal de La Sagrera, en el distrito de Sant Andreu, y ha avanzado que las obras previas empezarán este mismo mes.

Concretamente, esta primera fase consistirá en derribar las piscinas municipales descubiertas del Centro Deportivo Municipal de Sant Andreu-La Sagrera, un proceso que se calcula que dure dos meses. Se prevé que el equipamiento pueda estrenarse durante el verano de 2019.



CAPACIDAD PARA 800 ESPECTADORES

El nuevo polideportivo, que se ubicará en la parcela ubicada en el número 40 de la calle Pare Manyanet, contará con una superficie construida de 7.273 metros cuadrados. En total, esto supondrá una capacidad para 800 espectadores y tres pistas polideportivas para jugar a baloncesto, fútbol, hockey patines o patinaje artístico.

Además, el polideportivo también será la sede de entidades deportivas de la zona como al Club Patí Congrés o la Associació Esportiva Sant Andreu.  

 

POLIDEPORTIVO BAJO SUELO

Uno de los rasgos que más llama la atención del proyecto del futuro Camp del Ferro es que enterrará parcialmente una parte importante del complejo polideportivo. Lo hará, por supuesto asegurando mediante mecanismos arquitectónicos una ventilación e iluminación natural adecuada, así como los sistemas reglamentarios de evacuación y acceso.

Pero ¿por qué este diseño para un polideportivo? Soterrar parcialmente el equipamiento permite reducir el impacto visual y ganar espacio público alrededor del mismo. Consecuentemente, el diseño permitirá expandir la acera y crear una plaza exterior en la zona de acceso al centro deportivo

Así, el diseño del equipamiento prevé la construcción de tres pabellones situados en dos cotas dedicados a actividades deportivas diferentes. En el nivel inferior se situarán dos de las pistas dedicadas principalmente a la práctica del hockey patines y el patinaje artístico, mientras que al nivel superior se instalarán el resto pistas.

El vestíbulo se construirá en la planta baja, junto al bar, con una zona de triple altura que relaciona visualmente los diferentes espacios. Desde el mismo vestíbulo de la planta baja se podrá acceder a las gradas de las pistas del nivel inferior.