Con una de cada cuatro naves vacías, el Ayuntamiento de Barcelona prueba de insuflar oxígeno al polígono industrial del Bon Pastor. Esta mañana el teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, y la regidora del Distrito, Carmen Andrés, han presentado el plan de desarrollo económico de Sant Andreu, con el que buscan impulsar el polo industrial. En total, 1,5 millones de euros anuales (como mínimo) hasta el 2021, los cuales se destinarán a 42 medidas destinadas a activar la economía del distrito.

DESLOCALIZACIÓN Y TERCIARIZACIÓN

Sant Andreu es el tercer distrito con más paro de Barcelona y culpa de ello lo atribuye el Gobierno municipal a la deslocalización y a la terciarización de muchas empresas que antes copaban los polígonos como el del Bon Pastor. De hecho, este representa casi la mitad de todo el suelo industrial que dispone el Distrito y da cobijo a 558 empresas repartidas por sus 770 locales.

Según Pisarello, está tendencia de 'naves vacías' se tiene que "revertir" y asegura que desde el consistorio disponen de "elementos para hacerlo". En su opinión, "Sant Andreu tiene grandes potencialidades en innovación económica". Por ello aboga por dejar de lado "las chimeneas del siglo XX" y pasar "a la nueva economía digital con economía circular y de transición energética". Una propuesta económica que los primeros en poderse acoger serán las empresas ya activas en el polígono.

Pisarello y Carmen Andrés / DGM

¿CÓMO ECHARLES UN GUANTE?

"A través de Barcelona Activa impulsaremos una serie de servicios adecuados a estas empresas mediante la figura de un experto en dinamización; será quien coordine estos servicios de apoyo a las compañías", ha avanzado Pisarello. Luego más adelante, el teniente de alcalde asegura se que desarrollará "un programa de economía verde y circular" relacionado con la "eficiencia energética" y la "cooperación entre empresas". Aspecto que desde el ejecutivo consideran clave para acompañar a las compañías manufactureras en una coyuntura de crisis y globalización económica.

Por su parte, Carmen Andrés ha defendido la necesidad de crear puestos de trabajo de calidad para frenar la dinámica de "los salarios por debajo del convenio y contratos por debajo de la formación". Tal como ha advertido la regidora, "cerca de un 80% de los jóvenes entre los 18 y 35 años están dispuestos a trabajar sin contrato". Una dinámica que "tenemos que revertir por todos los medios posibles", ha expresado Andrés.

PERSIANAS ARRIBA

Para ello, la edil ha defendido la necesidad de actuar con "intervenciones de gran calado", no solo en el tejido industrial de Sant Andreu, sino también en el comercio de proximidad. Tal como ha celebrado Andrés, "en Sant Andreu ya tenemos 290 iniciativas de economía social y solidaria". Una alternativa económica a la que le ve potencial si se le suma el factor de 'locales vacíos'. Si bien la sociedad civil suele contemplar las persianas bajadas con el empobrecimiento comercial, la regidora ha insistido en las oportunidades que pueden brindar los candados. Tal como ha recordado, la entidad Trinijove ya ha entregado 132 microcréditos de 4.000 euros, destinados a "levantar persianas".