Si antes eran las bicis el blanco de las críticas, ahora la denuncia pública ha bajado al asfalto. Más concretamente, a los carriles bici. El caso de Navas es significativo. Tal como denuncia Mati Duque, vecina del barrio, el carril bici que se está instalando en Sant Antoni Maria Claret entre las calles de Biscaia a Espronceda "imposibilitará el paso y la vida cotidiana". Opinión que, sin embargo, contrasta con la versión ofrecida por las fuentes municipales. Tal como han explicado a Metrópoli Abierta, "se tratan de carriles que han estado evaluados por su impacto en la movilidad y que tienen consenso técnico de los distritos".

La obra de Sant Antoni Maria Claret se enmarca en las 11 actuaciones que prevén ampliar la infraestructura ciclista en 62 nuevos kilómetros. De hecho, "este carril bici, como todos los otros que se están implantando, forman parte de la red que se aprobó con el Plan de movilidad urbana 2013-18 del anterior mandato", señalan las fuentes. Además, desde el Ayuntamiento aseguran que la explicación global se dará a los vecinos de los distritos el próximo mes de septiembre. Información que, a forma de ver de Duque, llega tarde.

SORPRESA ESTIVAL

"Al volver de vacaciones me encontré con la sorpresa de los carteles amarillos donde anunciaban que a partir del 14 de agosto tendríamos obras", alude la vecina. Unos movimientos de máquinas que Duque denuncia que se empezaron a producir a las 4 horas de la madrugada y que desde el Ayuntamiento confirman (pero matizan). "Cuando la actuación requiere instalaciones de protecciones (barreras de hormigón) para vehículos y trabajadores, esta instalación se hace en horario nocturno, en horas de mínimo tráfico de vehículos", responden desde la administración local. Y, eso sí, "las obras [como tal] no se iniciaron hasta la mañana siguiente", aseguran.

En marcha las máquinas, en marcha las quejas. Según expone Duque, ahora la situación del carril bici complica la carga y descarga de los "pocos comercios" que hay en la zona. Además critica que se han suprimido numerosas plazas de zona verde y de minusválidos. Unas plazas que, a partir de ahora, el consistorio asegura que tratará de "reubicar". Y si no es posible de forma definitiva, "en ubicaciones provisionales", [siempre en consenso con el afectado], apunta.

Obras del carril bici

¿HUBO PARTICIPACIÓN VECINAL?

Si bien Duque asegura que el carril bici no pasó por ningún órgano de gobierno ni participación del Distrito, el consistorio contradice dicha versión y asegura que "las 11 actuaciones iniciadas este verano pasaron por los órganos de participación ordinarios del distrito". Una cuestión que se repite entre las quejas de los vecinos de la avinguda Pau Casals, quienes también denuncian desinformación.

En este caso, las obras todavía no han finalizado, pero los vecinos de la AVV Turó Parc ya han puesto el grito en el cielo por este nuevo carril bici de Sant Gervasi. Tal como han pronosticado el presidente de la entidad vecinal, Bartolomé Criado, el nuevo vial para bicicletas provocará un colapso circulatorio en una zona “que ya estaba pacificada”. Unas denuncias a las que se ha sumado el grupo municipal Demócrata, cuyo presidente del Distrito, Jordi Martí, ha criticado que el proyecto no se haya consensuado previamente con los partidos ni entidades.