Vivienda, desempleo, falta de alimentación e infraestructuras, necesidades básicas no cubiertas que bien podrían hacerle sombra al proceso soberanista de Catalunya. Sin embargo, el proceso soberanista ha sido el motivo por el que se canceló el pleno del distrito del lunes de Nos Barris, uno de los distritos más desfavorecidos Barcelona.

El pleno debía poner sobre la mesa temas como el de la vivienda de protección social, precisamente, en el barrio que más desahucios ha padecido de toda la ciudad; la cuestión de la movilidad en uno de los barrios con más cuestas de Barcelona; el cierre del mercado de Núria…

La del lunes debía ser una sesión con muchas necesidades vecinales y ninguna posibilidad de negociación debido al grado de separatismo ideológico que desencadenó el pulso independentista contra el unionista entre los vecinos que acudían al pleno, en principio, con otro orden de prioridades. "Tuvieron que separar a algunos vecinos en distintas ocasiones”, explica una portavoz y consejera del gobierno del distrito a Metrópoli Abierta.

Una confrontación que el presidente de la asociación de vecinos/as de Ciutat Meridiana, Filiberto Bravo desmentía en una entrevista hace pocos días pero sus palabras sí coincidían con la cantidad de problemas que arrasan en ese barrio y que debían ser tratados en el pleno de este mes de octubre.

FECHA INCIERTA

Barracones de guarderías, ahora módulos prefabricados de alta calidad con voluntad de permanencia, representan un 43% de la demanda del barrio no atendida desde que el gobierno municipal se comprometió a solucionarlo hace dos años. Las 8000 viviendas sociales prometidas que hoy son 3000. 250 pisos ocupados, algunos ocupados por sus ex propietarios y que ahora pertenecen a los bancos. Unas cifras a las que se le añade un desempleo del 15,5% en Ciutat Meriadiana, 14,7% en Trinitat Nova, 13,8% Trinitat Vella y hasta un 13,8% en Vallbona; el resultado es un estancamiento de la economía que no permite el desarrollo social del distrito más perjudicado desde la crisis.

“No sabemos si se postergará la fecha de este pleno o se cancelará. Tampoco sabemos si el pleno previsto para el 19 de diciembre, se verá afectado o se cancelará por el anuncio de las elecciones”, explica una portavoz del distrito. Ante la anulación del pleno, se ha convocado una junta de portavoces del distrito para acordar futuras sesiones de trabajo, a la carrera de los cambios súbitos del gobierno catalán. Por ahora, los consejos de distrito sí se celebrarán según el calendario previsto.