Giro de 180 grados. Nou Barris ha decidido dejar de mirar hacia el asfalto del centro de Barcelona para conectarse con el verde que le rodea. No tan lejos de sus bloques hay espacios naturales de referencia. De hecho el Distrito de alma sesentera nació bajo una de las faldas de Parc Natural de Collserola. Ahora, un convenio con la Societat Catalana d'Educació Ambiental (CEA), probará de acercar a sus vecinos a la historia geográfica del núcleo urbano.

UN PLAN PARA TODAS LAS GENERACIONES

La intención del plan es dinamizar ambientalmente Nou Barris y, en concreto, Trinitat Nova. Una medida cargada de actividades a desarrollar y que se circunscriben a la educación y al ocio, con tal de alcanzar y seducir a todas las generaciones. Desde una mayor dinamización de sus equipamientos como la Casa de l'Aigua, hasta el acercamiento a espacios históricos como el Castell de Torre Baró, pasando por la ribera del último tramo del Rec Comtal que se mantiene descubierto.

“El objetivo es poner en valor el patrimonio natural del territorio y acercarlo al conjunto de la ciudadanía a través de la educación, la participación y la cooperación con las asociaciones y los agentes sociales”, señalan desde el consistorio del Distrito. Una dinámica que, además, busca incentivar el uso cooresponsable de estos espacios así como la cohesión social entre vecinos, explican.

¿Pero como llevar a cabo estos objetivos? Pues de la forma más palpable posible: salidas guiadas, talleres, actividades escolares, acciones para recuperar algunas zonas del Besòs... “Se trata, en definitiva, de consolidar la labor divulgativa que ya inició la Casa de l'Aigua a finales de 2016 y ampliarla a más equipamientos y con más contenidos”, explican.

FINANCIADO CON LA TASA TURÍSTICA

El programa está dotado con 125.000 euros, de los cuales el Distrito aporta el 80%. Dinero que no sale de la vía de ingresos común del Ayuntamiento, sino que se trata del líquido económico que en la ciudad a través del impuesto sobre las estadas en establecimientos turísticos. Los famosos 50 céntimos / euro por pasar la noche que paga cada turista al dormir en un hotel de Barcelona.

Con dicha inversión la administración local también buscará cumplir con algunas de las medidas que preveía el Plan de Actuación del Distrito para este mandato (hoja de ruta del Gobierno de Nou Barris). Un planteamiento en el que le acompañará la CEA, sociedad que desde hace 30 años trabaja en el campo de la educación y la divulgación del medio ambiente. De hecho, la entidad ya firmó años atrás el Compromiso Ciudadano para la Sostenibilidad 2012-2022 que presentó e Ayuntamiento de Barcelona. Ahora, muchas de las ideas plasmadas sobre el papel tomarán forma y carácter social.