AirBnb no solo se centra en Ciutat Vella, L'Eixample o Gràcia. La web número uno en apartamentos turísticos (y en acumular multas del Ayuntamiento de Barcelona) , también ofrece alojamientos en zonas de Barcelona tan periféricas como Ciutat Meridiana. De hecho, en este barrio en concreto hay cerca de una decena de anfitriones que ofrecen sus viviendas a extranjeros que pueden pasar la noche desde los 14 hasta los 100 euros.

¿LA LOCALIZACIÓN ES UN PROBLEMA?

La ubicación de Ciutat Meridiana no ayuda a posicionar los anuncios de cara a los turistas. A quien busque un alojamiento a 5 minutos de la plaça de Catalunya, difícilmente se le podrá convencer de ir hasta la última pedanía de Collserola para hacer el guiri. ¿Cómo venden la moto los anfitriones entonces? Fernando, quien tiene dos alojamientos en el mismo barrio (habitaciones individuales en dos pisos distintos por 14 y 15 euros), destaca que en el barrio “podrás descansar sin ruidos de vecinos”. “Estarás en Barcelona Capital, pero aquí si podrás descansar”, insiste en su post.

De hecho, a falta de asfalto en grandes dosis, los anunciantes ofertan 'verde'. “Lleno de naturaleza”, sintetiza el anterior anunciante. Él mismo explica que la esencia del barrio se basa en “las influencias de las culturas del sur de España y del este de Europa”. Un aire de multiculturalidad al que suma cierto espíritu hipster. Según describe, Ciutat Meridiana “atrae urbanitas que buscan un lugar más tranquilo donde vivir alejado del bullicioso centro” gracias a “las últimas inversiones” que “han creado espacios verdes”. Ahora bien, algunos mensajes en el que insisten que se trata de “un barrio tranquilo y nada peligroso” (como el de Ana), pueden hacer pensar lo contrario.

La gran mayoría de los propietarios tratan de explicar reiteradamente que la aparente distancia con el centro es relativa. “Entre 15 y 20 minutos del centro”, suelen comentar. Sin embargo, una breve consulta en Google Maps les puede desmontar el embuste. Sin embargo, la satisfacción general de los huéspedes es máxima.

JABALÍES DESDE LA VENTANA

De todos los pisos que se ofrecen en el portal, ninguno obtiene menos de cuatro estrellas de media en una escala sobre cinco. Incluso la ubicación, a pesar de la aparente distancia respecto a la urbe, recibe la nota máxima de la mayoría de sus evaluadores. Dagmar Patricia, huésped de uno de los pisos, señala que “¡ver los jabalíes desde la ventana fue una gran experiencia!”. Irina, otra usuaria de AirBnb, también tiene claro que “sin duda es un buen sitio, el barrio es muy tranquilo y bonito”. “1000% recomendable”, añade Javier.

La magia que encuentran sus visitantes a Ciutat Meridiana se centra sobre todo en “lo atípico” que resulta. Sobre todo, por el contraste que genera con el resto de Barcelona. “Lo podría ubicar entre los más multiculturales de la ciudad, con descendientes de migrantes de todas partes del mundo, lo cual lo hace muy pintoresco. La fila en el mercado me pareció todo un show de personajes curiosos; nada de turistas, lo cual se agradece en Barcelona”, destaca Miguel.