La renovación de los mercados barceloneses no para ni en verano. El Mercado de Vall d'Hebron-Teixonera, en Horta-Guinardó, cerrará del sábado 29 de julio al martes 5 de septiembre para hacer obras de remodelación y adecuación de su interior. El mercado comenzó la remodelación en febrero con una inversión de 10 millones de euros, pero será ahora en verano cuando se harán los trabajos que eran incompatibles con su actividad habitual.

En concreto, se derribará el tragaluz de la cubierta existente y se instalará una nueva cobertura que permitirá instalar un nuevo espacio en la azotea del edificio, donde se ha previsto instalar un huerto urbano. Asimismo, se realizarán trabajos de refuerzo de la estructura del inmueble necesarios para la instalación de autoservicio y del huerto urbano, y también se construirá una nueva estructura en la planta baja.

RAMPAS EN EL SUBTERRÁNEO

Por otro lado, se derruirán las rampas que dan acceso a las plantas de aparcamiento subterráneo y se creará una nueva disposición de rampas para anular las interferencias entre vehículos y viandantes que existían en el entorno del mercado. Para ello, se construirá una plataforma destinada a la carga y descarga de mercancías en la planta subterránea, que estará conectada con la zona de las tiendas.

Las obras se completarán con el derrumbe de la zona de oficinas y el aula de cocina, así como con la renovación de los puestos de las diferentes tiendas y la instalación de un nuevo núcleo de comunicación vertical que conectará el mercado y la zona de autoservicio del subterráneo. Además, algunos de los propietarios de las tiendas aprovecharán este periodo para adecuar el interior de sus puestos así como la renovación de sus establecimientos.