La semana pasada se iniciaron las obras de adecuación para cubrir la Ronda de Dalt a la altura del Mercado de la Vall d'Hebron. En total, un tramo que abarca unos 180 metros de longitud, algo que para los vecinos de los barrios por los que pasa esta arteria de la ciudad no es suficiente, como han manifestado a través de un comunicado conjunto.

Las Asociaciones de Vecinos de La Teixonera, Sant Genís dels Agudells, Parc de la Vall d'Hebron, Montbau y Font del Gos denuncian que el inicio de las obras "esconde una decisión opaca y autoritaria de detener la redacción de los anteproyectos licitados y adjudicados para cubrir y soterrar la Ronda a su paso por nuestros barrios", y añaden que, durante los dos primero años de mandato, han intentado “enterrar este plan”.

El presidente de la Associació de Veïns de Montbau, Antonio Mateo Sampedro, denuncia en declaraciones a Metrópoli Abierta que el Ayuntamiento les convoca a reuniones de seguimiento "sólo para justificar que establecen procesos participativos", pero en las que no se han puesto encima de la mesa el anteproyecto.

Los vecinos de Montbau se niegan a asistir a más reuniones con el Ayuntamiento hasta que les faciliten el anteproyecto que preparan. La única asociación de vecinos que pensaba acudir a la reunión, prevista para el pasado jueves y trasladada al próximo 17 de julio, es la de Sant Genís dels Agudells, ya que el tramo que se va a cubrir es el que pasa por su barrio.

El vicepresidente de la Associació de Veïns de Sant Genís, Miguel Giner, ha señalado a este diario que piensan como el resto de asociaciones vecinales afectadas, pero que quieren opinar respecto a lo que se va a hacer en el cubrimiento de su zona y espera que los trabajos no se limiten a “tapar” la ronda.

Mapa del tramo de la ampliación de la Ronda de Dalt / AJUNTAMENT DE BARCELONAMapa del tramo de la ampliación de la Ronda de Dalt / AJUNTAMENT DE BARCELONA

Para las asociaciones de vecinos la clave para que el Ayuntamiento no haya conseguido “enterrar” este proyecto ha sido la presión vecinal y lamentan que se haya demorado el inicio de las obras, que defienden que se podría haber iniciado hace un año si hubiera habido voluntad política.

De todas maneras, los 180 metros que se pretenden cubrir les parecen insuficientes y califican la inversión de “aislada”, por lo que piden al Ayuntamiento que deje poner “trabas” en el proyecto para soterrar la Ronda de Dalt, al modificar el anteproyecto ya pactado con los vecinos en el anterior mandato.

Las asociaciones de vecinos lamentan que se haya abandonado el proyecto consensuado con el consistorio anterior y reclaman que se establezca un calendario “serio y riguroso” para la cobertura de todo el tramo de la Ronda de Dalt en la zona del distrito de Horta-Guinardó. El equipo de gobierno intuyen que está preparando su propio proyecto y que demora las reuniones porque no lo tiene acabado, según Giner.

El proyecto de Trias estaba presupuestado en 400 millones de euros. El del gobierno de Colau rebajará la cifra, pero, con la inversión prevista para esta legislatura,15 millones de euros, los vecinos denuncian que a este ritmo harán falta más de 10 legislaturas para poder alcanzar el cubrimiento total de la Ronda de Dalt y no están dispuestos a esperar tanto tiempo.