El Príncep de Girona -actualmente, princesa- está cada vez más cerca de quedarse sin espacio en el nomenclátor barcelonés. Los jardines que llevan su nombre serán rebautizados pronto, según la concejal del Distrito Horta-Guinardó, Mercedes Vidal, que anunció que, después del discurso del Rey, el cambio se hará “aún con más razón”.

Entre las posibles alternativas, un proceso participativo iniciado en 2014 recogió las propuestas de “Parc del llac”, “Jardins Princesa Leonor”, “Parc de la república” o la finalmente elegida, “Parc del Baix Guinardó”, como el barrio en el que se sitúan estos jardines. Entre otras, el hecho de que actualmente el título lo ostente la primogénita de Felipe VI, Leonor, deja obsoleto el nombre parque, ya que actualmente el título es femenino.

 

El cambio de nombre era una de las numerosas propuestas de los vecinos, que también decidieron que se tenía que crear una nueva área de juego o ampliar la zona para perros. En total, la inversión para realizar las actuaciones del parque se presupuestó en 1.073.887euros.

 

JUAN CARLOS TAMBIÉN PERDIÓ SU PLAZA

El pasado 22 de abril, la plaza Joan Carles I, situada en el cruce de la Diagonal y el Passeig de Gràcia,  también cambió de nombre por el de Cinc d'Oros.

La medida, que lleva años en los despachos del distrito de Gràcia, pretendía recuperar el nombre popular de la plaza-rotonda y supondrá la culminación de un largo proceso reivindicativo que comenzó en 2011 con la retirada de la estatua franquista de la Victoria, ahora relegada al olvido en un almacén municipal.

Placa de la plaza Joan Carles I de Barcelona / XFDC