El Consell de Barri de este lunes sirvió para que los responsables del distrito presentaran a los vecinos las primeras actuaciones de la superilla de Horta. La expectación era máxima y la sala grande del Centro Cívico Matas i Ramis se quedó pequeña ante la numerosa asistencia.

Los responsables políticos explicaron las tres primeras actuaciones, que tendrán un limitado impacto en el barrio, en comparación a lo que el Distrito prevé aplicar después. “La superilla es un proyecto grande”, explicó Víctor Valls, consejero del distrito, quien añadió que las presentadas son “pequeñas actuaciones”.

CAMBIOS URBANÍSTICOS EN EL BARRIO

Una de las principales acciones consistirá en abrir una salida en la calle Baixada de la Plana a la calle Tajo, para que los vehículos no deban circular por la calle Pere Pau hasta la plaza Ibiza para poder salir por Baixada del Mercat. Para ello se utilizará una doble semaforización, con la que los técnicos municipales esperan que no se queden los vehículo parados en medio de la calzada, impidiento el tránsito de los peatones.

Como consecuencia de esta actuación, también se deberá reubicar la terraza del café de La Cantonada, que se sitúa actualmente donde se prevé que pasen los coches.

Consell de Barri de Horta, donde se presentaron las primeras actuaciones de la superilla de Horta / P. A.
Consell de Barri de Horta, donde se presentaron las primeras actuaciones de la superilla de Horta / P. A.

La segunda intervención consistirá en convertir la calle Fulton y su continuación en la calle Horta en una plataforma única hasta Baixada de la Combinació, en la que los vehículos motorizados verán limitada la velocidad de circulación.

Por último, se modificará la entrada a la calle Canigó desde Fabra i Puig, para evitar los giros ilegales de los vehículos que circulan en dirección al parque de Nou Barris.

Adicionalmente, en las calles donde se actuará se plantará nueva vegetación y arbolado, según el documento marco presentado por los responsables del Distrito.

DUDAS ENTRE LOS VECINOS

Tras meses de colaboración con las entidades y asociaciones, el proyecto ha ido mutando y se ha adaptado a algunas de las propuestas presentadas en las mesas de trabajo, no con ello consiguiendo el contento de todo el mundo. La mayoría de interpelaciones durante el Consell de Barri fueron de vecinos excépticos con la efectividad de los cambios, aunque también hubo una vecina que se quejó de la limitación del proyecto inicial, así como otros que aplaudieron el proceso de participativo.

Mercedes Vidal, regidora del distrito, contestó a las preguntas de los vecinos, preocupados por la efectividad y necesidad de los cambios de sentido de circulación de diferentes calles, la eliminación de plazas de aparcamiento, cómo se gestionarán las plazas reservadas para personas con movilidad reducida en vías en las que se suprimen los aparcamientos, las soluciones para las personas invidentes en las plataformas únicas -donde necesitan elementos que les indiquen por donde circulan los vehículos- o consultas sobre acceso a diferentes calles con parkings privados. En algunos casos consiguió resolver las dudas, mientras que en otros los interpeladores se quedaron con las dudas.

Los responsables del distrito también han anunciado que con el aumento de la superficie para peatones no se incrementará el número de terrazas en el barrio, una de las principales demandas de las entidades vecinales.

DESVIAR EL TRÁNSITO POR LA AVENIDA DE L'ESTATUT

La superilla de Horta pretende recuperar espacio urbano para los vecinos y desviar el tránsito de los vehículos que atraviesan el barrio para alcanzar a la Ronda de Dalt. Para ello, los técnicos municipales plantean modificar el sentido de diversas calles para dificultar el acceso a dicha vía y desviar el tránsito por las calles Tajo y la avenida de l'Estatut. En función del éxito de las primeras medidas que se apliquen, se valorará la activación de nuevas o no.

Algunos vecinos dudan de la efectividad de las medidas y critican que las medidas trasladarán la contaminación ambiental y acústica del centro histórico del barrio a las calles mencionadas. De la misma manera, también se presentan dudas respecto a que la avenida de l'Estatut sea capaz de asumir el tránsito derivado sin que se produzcan atascos.