Unas fiestas históricas para homenajear el pasado y celebrar el futuro. Así podrían definirse las Fiestas de Gràcia, que celebran su bicentenario con un amplio programa de casi 1.000 actividades entre el 15 y el 21 de agosto. “Lo que nos pone más contentos es que este año hay dos calles más, Jesús y Maspons, que participan en el tradicional concurso de adornos”, ha explicado la presidente de la Fundació Festa Major de Gràcia, Carla Carbonell. En total, 22 calles y plazas lucirán sus mejores galas. “No habría fiesta sin calles engalanadas”.

Y es que la Fiestas de Gràcia viven un momento un dulce. 200 años de celebraciones populares que en la presente edición recuperan algunas de tradiciones perdidas, como adornar la calle Gran de Gràcia (vuelve por petición popular después de casi medio siglo) o los enramados de la calle Francisco Giner, que fueron los primeros adornos usados en las fiestas (con documentación fotográfica de 1894) y que luego evolucionaron hasta los sofisticados diseños de hoy en día. Otra de las tradiciones que regresa es el redoble de campanas del día 15 de agosto, aunque “con el ruido del tráfico quizá no lucirá tanto como antaño”, ha bromeado Carbonell.

RUTAS Y CONCIERTOS

Un año más se instalarán códigos QR en los puntos de información situados en todas las calles y plazas adornadas para acceder a la web de la Fundació Festa Major que permitirán ver fotografías antiguas de 40 tramos decorados a lo largo de la historia de las fiestas. También se podrá consultar la programación, que será eminentemente diurna para resaltar el carácter “familiar” de las fiestas, como ha reconocido el regidor del distrito, Eloi Badia.

Otra de las novedades de este año es la decoración de la fachada de la sede del distrito / AJUNTAMENT DE BARCELONA

Uno de los momentos más esperados será el regreso de grupos “míticos” que han hecho vibrar las plazas de Gràcia y que también vuelven por aclamación popular. La plaza del Swing (Diamant) homenajeará a la música y los bailes de los 60-70 con los conciertos de los Sírex y los Mústang el 17 de agosto, mientras que el día anterior la plaza del Folk (Sol) vivirá una noche dedicada a la canción protesta con Quico Pi de la Serra.

INCLUSIVIDAD Y CONVIVENCIA

Badia ha destacado que las Fiestas de Gràcia serán más inclusivas que nunca con el lanzamiento de la aplicación Wheris Links (disponible en App Store y Google Play), que incluye una audiodescripción del programa de las fiestas y de los adornos de la calles para personas con discapacidad visual. Asimismo, habrá 15 actividades con lenguaje de signos (incluido el pregón) y visitas guiadas al refugio antiaéreo de la plaza del Diamant y una aproximación al mundo de los castells.

Los horarios de las fiestas siempre son motivo de controversia y, para garantizar la convivencia, se han vuelto a poner límites: en las calles, los días laborables las fiestas acabarán a las 2:00, mientras que los viernes y los sábados serán hasta las 3:30. En el Sol, Diamant y Revolució, el horario de cierre será a la 1:00 entre semana y a las 2:30 los fines de semana. Las terrazas podrán ampliar sus horarios hasta las 3:00 o las 3:30.