Es un hecho: la Sagrada Familia sigue siendo un imán turístico. Joan Itxaso, en representación de la Asociación de vecinos y vecinas “Sagrada Familia”, ha hecho este miércoles un balance sobre el turismo al templo durante 2017. Según ha afirmado basándose en datos recogidos hasta julio, “todo apunta a que el templo recibirá más visitantes que en 2016”. El año pasado ya batió el récord con aproximadamente 4,5 millones de turistas. Esta cifra supuso un incremento del 40% respecto al 2014.

Según Joan Itxaso, el 'procés' no está afectando a la Sagrada Familia respecto al número de visitantes. De hecho, comenta que el día después de la huelga general del 3 de octubre, a la que por primera vez la Sagrada Familia se sumó, hubo una masificación exagerada. El templo de la Sagrada Familia recibe diariamente unas 60.000 visitas, aunque solo 15.000 acceden al interior. “El número diario de turistas que visitan el barrio es superior a la población que lo habita”, ha querido recordar Joan Itxaso.

Joan Itxaso durante la rueda de prensa / P.B.
Joan Itxaso durante la rueda de prensa / P.B.

La Asociación cree que la raíz del problema es que hay demasiados turistas. Por eso, consideran que se debería reducir el volumen de grupos en los autocares, establecer un plan urbanístico integral, conseguir que la calle Marina sea peatonal de forma permanente y otorgar más autoridad a los agentes cívicos. “Sagrada Familia es la segunda parada de metro más concurrida de Barcelona en temporada alta”, ha comentado.

La situación, según ellos, es insostenible por varios motivos. Se quejan del incremento en el precio de las viviendas, que sigue oscilando entre los 1.000 y 1.500 euros por pisos de entre 50 a 100 metros cuadrados. Ha destacado, además, que no se ha cumplido la ordenación de las terrazas en el barrio donde, según él, aún hay ocho o nueve establecimientos que no la han aplicado.

Vista de la Sagrada Familia / P.B.
Vista de la Sagrada Familia / P.B.

Según Itxaso, los responsables del conflicto son el templo de la Sagrada Familia y el Ayuntamiento, aunque en un principio están siguiendo una hoja de ruta. Esta contempla un plan urbanístico especial integral en la isla del templo para la primavera del 2018. “Nosotros dudamos mucho que se consiga”, ha puntualizado Joan Itxaso. Asimismo, ha finalizado anunciando que debido a la situación política actual, posponen la manifestación convocada para el 28 de octubre, hasta encontrar un momento más oportuno.