Bajo el paraguas 'Vida Laietana', 20 colectivos y asociaciones vecinales han convocado mañana sábado a las 11 de la mañana una manifestación para reclamar públicamente que el Ayuntamiento de Barcelona destine el edificio de titularidad municipal situado en el 8-10 de Via Laietana a aumentar el parque público de vivienda de alquiler de Ciutat Vella. 

Entre los organizadores de la campaña está el recién presentado Sindicat de Llogaters que ha elegido esta primera acción para visibilizar su lucha contra los alquileres abusivos. Por eso, no es casualidad que se haya escogido Ciutat Vella, un distrito que pierde la escalofriante cifra de 106 vecinos al mes, para escenificar el primer asalto de este combate contra lo que ya han bautizado como 'barricidios'.

En esta reivindicación, se suman al sindicato las mismas asociaciones vecinales y colectivos sociales que lo nutren, entre ellas la propia FAVB, el Observatori DESC o la PAH Barcelona, así como movimientos que articulan el tejido de Ciutat Vella como la Assemblea Gòtic, Can Seixanta, el Gimnàs Sant Pau o l'Hort del Xino.

El inmueble, propiedad del consistorio después de que lo comprara a la Generalitat en 2014, tiene una superficie de 18.000 metros cuadrados y actualmente alberga la delegación del Instituto Nacional de Estadística en sus bajos. Sin embargo, como recuerdan entidades y vecinos, se trata de un equipamiento concebido, a principios del siglo XX, con una función residencial, y tiene una morfología regular y diáfana que lo convierte en un enclave idóneo para acoger viviendas (con capacidad para más de 160 pisos), así como un número considerable de pequeños comercios en los bajos donde hoy en día se encuentran estas oficinas públicas.

Aquest dissabte també hi ha mani a Via Laietana, 10 perquè l'edifici municipal sigui per a habitatge. #VidaLaietana https://t.co/WX0YZNNDOt pic.twitter.com/73wq32QZ6n

 

UN MAYOR PARQUE PÚBLICO DE VIVIENDA

“La voracidad de la industria turística y del mercado inmobiliario está provocando en Ciutat Vella una sangría irreversible y sin precedentes que expulsa a vecinos y comerciantes de sus barrios como e ninguno otro distrito de Barcelona”, achacan desde la campaña. Ante esta situación, el tejido vecinal exige a las administraciones públicas y especialmente al Ayuntamiento que no “permanezcan impasibles”.

Desde 'Vida Laietana' aseguran que “están convencidos” de que la estrategia estructural para hacer frente a la gentrificación y la burbuja inmobiliaria pasa por dotar Ciutat Vella -pero también al resto de distritos de Barcelona- de un parque público de vivienda de alquiler y de protección del pequeño comercio comparable a los estándares europeos. En cifras, la demanda supondría elevar el actual 1% de parque público a un 25%.

Además, conscientes de que la adquisición de suelo no dejará de encarecerse mientras dure el proceso de gentrificación en el que está sumida la ciudad, exigen al consistorio celeridad en la adopción de medidas.

Por eso, las entidades organizadoras piden que movilicen cuanto antes los suelos disponibles que ya son de titularidad pública para usos residenciales y comerciales que permitan hacer frente a esta situación de emergencia. Via Laietana 8-10 es tan solo el inicio de lo que el Sindicat de Llogaters ya anunció que quería que desembocara en un “cambio histórico”.