La Associació Front Marítim Barceloneta (AFMB) y la Fundació Banc dels Aliments han firmado un convenio de colaboración por el que los locales de restauración de la entidad donarán los excedentes de alimentos cocinados al banco.

Según un comunicado, con el acuerdo se busca impulsar la recuperación, donación, conservación y recogida de alimentos para que sean repartido entre las entidades que lo requieran, preferentemente las del barrio de la Barceloneta.

El acuerdo establece que los excedentes cocinados deberán estar en excelentes condiciones de consumo y conservarse en recipientes ecológicos etiquetados a -18ºC, y el Banc dels Aliments se encargará de entregarlos mediante un transporte isotérmico a las entidades que puedan mantener la temperatura.

Así, se ha realizado un importante esfuerzo para que no se rompa la cadena de frío y el máximo de entidades y beneficiarios puedan disfrutar de los productos.

Concretamente, el proyecto 'Red de Frío', cuyo transporte gestionará el Banc dels Aliments, busca conservar los productos congelados a una temperatura constante desde su punto de origen hasta su descongelación para el consumo.