La celebración ha consistido en una procesión pública del libro Gurú Granth Sajib que ha comenzado en el Gurdwara ( oratorio Sikh) de la calle Hospital y ha culminado en la plaza de las Tres Xemeneies con una comida popular.

Los jóvenes han tocado kirtan, música con instrumentos tradicionales, y los más pequeños han lanzado pétalos de flores al suelo y han hecho una demostración de gatka, las artes marciales Sikh.

La comunidad ha expuesto sus instrumentos y otros elementos de la celebración en el suelo de la Rambla del Raval. Allí han realizado una parada de 20 minutos que han aprovechado para agradecer y galardonar a algunas personas y entidades del ámbito religioso de la ciudad: a la subdirectora de Afers Religiosos, Isabel Escandell; al director de Casa Asia, David Navarro; a la consejera del distrito de Ciutat Vella, Natalia Martínez; a la investigadora de religiones, Gloria Romeral; a la Associació UNESCO per al Diàleg Interreligiós; y a Toni Mir, miembro mediador de los Mossos d´Esquadra.

IMG 0298

Complementos e instrumentos sikh / AROA ORTEGA

Después de la parada, agradecimientos y entrega de galardones, mujeres y hombres han barrido las calles en señal de purificación y han abierto camino a los jóvenes vestidos con la indumentaria tradicional que han capitaneado una caravana embellecida con flores y donde han alabado a su libro tapado con una tela brillante y suntuosa. Tras ella, ha andado multitud de creyentes, mujeres y hombres, algunos descalzos.

El portavoz de la comunidad, Gagandeep Siga Khalsa, ha calculado que han asistido a la celebración unas mil personas, pero en la curva de Santa Madrona con Paral.lel, se ha podido ver a más gente; unas 1200, según la Guardia Urbana. Casi el doble de los que asistieron en 2016.

El sikhismo cree en la reencarnación y el karma. Nació en 1469 en el Punjab para terminar con el sistema de castas hindú en la India. Barcelona cuenta con cuatro templos de culto, según la última publicación de la consejería de Afers Religiosos de la Generalitat.