Jóvenes de la izquierda independentista y miembros de la asociación 'Putas Feministas' okuparon el pasado 8 de septiembre el bloque de propiedad municipal situado en el 43 de la calle Robador, en el barrio del Raval. Agrupados bajo la plataforma Espai Ciutat Vella, los inquilinos han emitido un comunicado a través de su cuenta de Twitter en el que explican las intenciones de la okupación pasadas las 72 horas.

La primera, la creación de vivienda juvenil reivindicada por la Assemblea de Joves de Ciutat Vella, la organización también de perfil juvenil y afín a la CUP y a Arran, y personas cercanas a tejido asociativo y político del distrito. Además, el comunicado también remarca la voluntad de que el inmueble acoja la sede de 'Putas Feminstes de Robadors' y de que se abra un 'casal' popular independentista con el apoyo del vecindario del barrio. Durante los próximos días, relatan en el comunicado, seguirán habilitando el espacio para su futura inauguración.

Sin embargo, la Asociación de Vecinos Illa Robador denunció la okupación el pasado 11 de septiembre ya que considera que “perjudica a los más vulnerables, retrasa la entrega de las viviendas a familias que realmente lo necesitan y tensa aún más un equilibrio ya de por sí precario en la zona".

RESPUESTA INSTITUCIONAL

Por su parte, la portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento, Carmen Andrés, ha asegurado que "Robador 43 será vivienda pública" y ha rechazado la okupación de esta finca adquirida por el consistorio para destinarla a vivienda social.

La concejal del gobierno de la alcaldesa Ada Colau ha tachado de "intolerable" esta acción y ha defendido la necesidad de que el Ayutamiento "vaya hasta el final para defender los intereses de los vecinos del Raval y recuperarlo", dada la situación de emergencia habitacional.