El repunte de la heroína en el Raval tiene indignados a sus vecinos. ¿El último episodio? Unas jeringuillas aparecidas en la puerta de la Escola Milà i Fontanals, en el Carrer dels Àngels, que fueron encontradas el pasado lunes a las 16:30, cuando los niños y niñas salían del centro educativo.

Hartos de la decadencia que vive el barrio, los vecinos se apresuraron a fotografíar la escena y a difundirla a través de Twitter, que se ha llenado en los últimos días de decenas de imágenes de denuncia. "Sacando jeringuillas debajo de la puerta del cole, los niños del Raval viven discriminados", denunciaba en su cuenta de esta red social una vecina del barrio, que etiquetaba a los Mossos d'Esquadra y a la Generalitat, reclamándoles su intervención. 


REPUNTE DE LA HEROÍNA, EN DATOS

La recogida de jeringuillas es uno de los pocos indicadores que tiene el Ayuntamiento para valorar si el consumo de heroína está creciendo en el Raval. Tal y como ha reconocido la comisionada de Salud de Barcelona, Gemma Tarafa, esta cifra ha aumentado de forma notoria en los últimos meses, con "entre 1.000 y 2.000 y pico" jeringuillas recogidas cada mes.

Las vías más afectadas por este repunte de la heroína son las calles d'en Robador, d'en Roig y de Picalquers, cuyos vecinos se han reunido este martes con la regidora del distrito de Ciutat Vella, Gala Pin, y con un representante de la Generalitat, para reclamarles "soluciones inmediatas". Entre otras demandas, han pedido un cambio en la legislación para desalojar de "modo express" a los traficantes de los narcopisos, que consideran el principal foco del problema.

APRUEBAN UN PLAN DE CHOQUE

A propuesta del PP y Ciudadanos, la comisión de Derechos Sociales ha aprobado este mismo martes un plan de choque contra los narcopisos en el Raval. Aprobada por todos los grupos con la sola abstención de la CUP, la propuesta contempla impulsar acciones contra los puntos de compra y venta de heroína, así como elaborar un informe de viviendas y equipamientos ocupados.

También está previsto que se traslade a la mesa de drogas un informe detallado sobre la realidad del barrio, con el objetivo de que se definan las actuaciones que se llevarán a cabo en las próximas semanas. La regidora popular Àngels Esteller ha reclamado en este sentido "la máxima celeridad y sensibilidad" tanto de las instancias judiciales como del gobierno municipal, para "garantizar la desocupación inmediata de los narcopisos". 

A la espera de una solución, las redes sociales siguen sacando humo para denunciar una situación cada vez más insostenible. Estas son algunas de las imágenes difundidas en los últimos días por los vecinos del barrio.